• ideas paleo para una vida más completa, sana y felíz

    ideas para una vida

Empieza a ser Paleo

DE QUÉ SE TRATA ESTO

Es simple, se trata de comer Sano, Rico, Fresco y Natural.

Simple no implica que sea sencillo, por lo menos al principio lo encontrarás como un reto, pero  ¿a quién no le gustan los retos?

Se trata de comer Sano, nosotros pensamos que la comida nos debe hacer bien, debe ser saludable, ya los grandes filósofos y médicos del pasado (como Maimónides e Hipócrates) sugerían que la comida es la mejor medicina. Por lo mismo debemos evitar comer todo lo que nos hace daño, y muchos grupos alimenticios nos hacen daño, aunque no nos demos cuenta.

Se trata de comer Rico, de disfrutar la comida, de comer sentado, en familia, con amigos, sin distracciones, poniendo atención en la comida – sabemos que hoy en día esto puede ser difícil, con un poco de organización y voluntad es posible y muy recompensable.

Se trata también de comer Fresco, de recordar que la comida nutritiva es perecedera y preferir medir la comida en cuanto a su densidad de nutrientes en vez del número de calorías que tiene. De elegir lo que está en temporada, lo que se cultivó localmente, lo que venden directamente los productores. De intentar vivir (que conste que decimos ‘intentar’) como si no existiera el supermercado.

Por último, de comer Natural, lo que llamamos Comida de Verdad, procurar en la medida de lo posible la comida fresca, entera, sin procesar, sin refinar, de crianza libre, sin hormonas ni antibióticos, orgánica… (procura comer grasas animales sólo de origen orgánico). Asume el hecho de que muchas de las decisiones más importantes para ti y tu familia se toman en la cocina.

 

CÓMO EMPEZAR

Estudia muy bien este capítulo y las preguntas frecuentes, navega por nuestro blog, encontrarás recomendaciones, recetas y ligas a otras fuentes de información de la comunidad Paleo en el mundo.

Planea muy bien lo que debes de hacer, tus compras, tu tiempo en la cocina, esto es un trabajo serio que lo debes de tomar en serio. Ahora, ve a la cocina (este es el paso difícil, toma aire, no pierdas la fuerza ahora), abre la alacena y el refrigerador y saca todo aquello que no es sano, rico, fresco y natural – para ahora ya leíste y ya sabes de lo que estamos hablando. Bien hecho!  Ahora, siéntate, respira y sonríe !

 

CUÁNDO EMPEZAR

La respuesta a esta pregunta la conoces bien:… ¡YA! Ahora, hoy mismo.

Si ya leíste hasta aquí, es por que hay algo que te interesa y lo quieres descubrir. No lo dejes para mañana, no cierres esta página de tu navegador. Haz la prueba, empieza a cambiar tu vida desde ahora.

 

PERO… ¿QUÉ VOY A COMER?

Vas a comer carne, pollo, huevo, pescado y todas las proteínas de origen animal que puedas pensar (incluyendo visceras!), lo vas a acompañar de muchas verduras de todo tipo; vas a comer fruta, semillas y nueces con moderación, suficientes grasas saludables de buena calidad (coco en todas sus formas, aguacate, aceitunas y aceites obtenidos de presión en frío como los de olivo, coco y aguacate) y lo vas a condimentar muy bien, recuerda vas a comer sano, rico, fresco y natural.

LO QUE NO ES SANO

Como decíamos hay ciertos grupos alimenticios que sigilosamente (y a veces no tanto) nos perjudican de muchas formas sin que lo notemos, o tan lentamente que sus consecuencias nos parecen ‘normales’.

Algunos interfieren directamente con la forma en la que nuestro cerebro interpreta el estado del cuerpo y crean círculos viciosos al jugar con los sistemas de deseo-recompensa-satisfacción del cerebro. Otros alteran negativamente nuestro balance hormonal, nos causan inflamación crónica y sistemica e interfieren con los procesos digestivos alterando el intestino.

A fin de cuentas, no son lo que pudiéramos calificar como sanos, es decir, las consecuencias negativas sobrepasan sus beneficios nutricionales. Su consumo prolongado y en exceso ha sido numerosas veces identificado como la causa de multiples enfermedades que conocemos como males de la civilización, comenzando con el síndrome metabólico y los males que le siguen en cascada: obesidad, enfermedad cardio-vascular, diabetes, algunos tipos de cancer, mal de Alzheimer, enfermedades auto-inmunes y muchas otras.

No son Sanos:

- Azúcar en todas sus formas, sin importar su origen y  si es refinada o no, de un color u otro, si es un sustituto o si es algo que hace las veces del azúcar, si salió de un panal de abejas, o de un árbol, arbusto, planta o tubérculo. Eso incluye los jugos de fruta, aunque sean naturales, y obviamente el alcohol en todas sus formas.

- Alimentos Procesados, especialmente los aceites procesados (sin importar de qué grano o semilla son), en general todo lo que tiene un empaque, una larga lista de ingredientes indescifrables y que puede permanecer semanas en una repisa del supermercado, no es Sano.

- Cereales y Granos – en todas sus formas y variedades, refinados o integrales. Contienen compuestos químicos que originalmente les sirvieron como mecanismo de defensa y que nos inflaman, alteran nuestros procesos digestivos y, especialmente los refinados, interfieren gravemente con las señales de nuestro cerebro.

- Leguminosas – cacahuates, soya, frijoles, lentejas, habas, garbanzos… que en forma parecida a los cereales contienen compuestos químicos que alteran nuestras funciones digestivas y hormonales, y en su mayoría son almidón por lo que no tienen la densidad nutricional de los vegetales. Evita también los tubérculos con mucho almidón como la papa.

- Lácteos – promueven una dieta básicamente ácida que tiene efectos adversos en el aprovechamiento de los nutrientes.

Ahora sí, con toda la información que necesitas regresa al paso anterior, y empieza YA. ¡Éxito!

 

Social Share Toolbar
COPYRIGHT ©LA BOCA DEL CAVERNICOLA 2012. ALL RIGHTS RESERVED.